Entrada destacada (Nuevos Retos)

MI KOKEDAMA

REGALA VIDA REGALA KOKEDAMAS Kokedama en japonés significa bola de musgo es similar al  bonsái pero mucho más fácil de realizar, no se...

jueves, 28 de noviembre de 2013

YO SOY LA LUZ

El Adviento es el período de preparación para celebrar la Navidad y comienza con el domingo más próximo al 30 de noviembre y termina el 24 de diciembre. 

Además se encuentra en el comienzo del Año Litúrgico católico. 
El término "Adviento" viene del latín adventus, que significa venida, llegada. 
El color usado en la liturgia de la Iglesia durante este tiempo es el morado, su duración es de 21 a 28 días, dado que se celebra los cuatro domingos anteriores a la fiesta de Navidad. 
Cuenta la historia que el  origen de la corana de Adviento encuentra sus raíces en las costumbres pre-cristianas de los germanos (Alemania). 
Durante el frío y la oscuridad de diciembre, recolectaban coronas de ramas verdes y encendían fuegos como señal de esperanza en la venida de la primavera. Pero la Corona de Adviento no representa una concesión al paganismo sino, al contrario, es un ejemplo de la cristianización de la cultura. 
Lo viejo ahora toma un nuevo y pleno contenido en Cristo. Porque Él vino para hacer todas las cosas nuevas.  
Los cristianos supieron apreciar la enseñanza de Jesús: 
“Yo soy la luz del mundo; el que me siga no caminará en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida.” 
En el siglo XVI católicos alemanes utilizaban este símbolo para celebrar el Adviento: Aquellas costumbres primitivas contenían una semilla de verdad que ahora podía expresar la verdad suprema: Jesús es la luz que ha venido, que está con nosotros y que vendrá con gloria. 
Las velas anticipan la venida de la luz en la Navidad: Jesucristo. Las ramas de verde perenne recuerdan que Jesús es la luz eterna. 
En los países fríos se escogen ramas de los árboles que no pierden sus hojas en el invierno, para simbolizar que Dios no cambia. 
El círculo nos recuerda que Dios no tiene principio ni fin, es eterno.Recordamos la larga espera de la humanidad que, cayendo en pecado, vivía en oscuridad. 
El pueblo de Israel recibió de Dios la promesa y los profetas la mantenían viva en los corazones. 

Nosotros, por el Bautismo, estamos llamados a ser profetas y anunciar el reino de Dios.  
Es así que nosotros, en Cristo, somos luz.  

La corona está formada por una gran variedad de símbolos y cada familia tiene su propia forma para adornarla: 

El Tiempo de Adviento, tiene una doble índole: es el tiempo de preparación para las solemnidades de Navidad, en las que se conmemora la primera venida del Hijo de Dios a los hombres, y es a la vez el tiempo en el que por este recuerdo se dirigen las mentes hacia la expectación de la segunda venida de Cristo al fin de los tiempos. 

Por estas razones el Adviento se nos manifiesta como tiempo de una expectación piadosa y alegre. 



El círculo, la forma circular no tiene principio ni fin. Es señal del amor de Dios que es eterno, sin principio y sin fin, y también de nuestro amor a Dios y al prójimo que nunca debe de terminar. 


Las ramas verdes, es el color de esperanza y vida, y Dios quiere que esperemos su gracia, el perdón de los pecados y la gloria eterna al final de nuestras vidas. 
El anhelo más importante en nuestras vidas debe ser llegar a una unión más estrecha con Dios, nuestro Padre. 



Las cuatro velas, nos hace pensar en la obscuridad provocada por el pecado que ciega al hombre y lo aleja de Dios. 
Después de la primera caída del hombre, Dios fue dando poco a poco una esperanza de salvación que iluminó todo el universo como las velas de la corona. 


Así como las tinieblas se disipan con cada vela que encendemos, los siglos se fueron iluminando con la cada vez más cercana llegada de Cristo a nuestro mundo, es decir simbolizan el tiempo de esperanza y arrepentimiento. 



Listones  rojos, algunos  prefieren ponerle listones rojos que simbolizando la fuerza y el poder. 

También representa nuestro amor a Dios y el amor de Dios que nos envuelve. 

La Canela, las ramas de canela entera sirven para que todo tu hogar tenga un buen aroma y esto invite a la energía positiva. 


Las campanas, sirven para llamar a los ángeles y anunciar la llegada del hijo de Dios, además de limpiar el ambiente por medio del sonido. 





Las manzanas rojas, adornan la corona y representan los frutos del jardín del Edén con Adán y Eva que trajeron el pecado al mundo pero recibieron también la promesa del Salvador Universal. 


El encendido de las velas, es gradual y es el símbolo del anuncio del Mesías a través de los siglos.  
Se enciende la vela seguida de una oración y la lectura de un pasaje alusivo al nacimiento de jesus. 
Hay una pequeña tradición de adviento:


- A cada una de esas cuatro velas, se le asigna una virtud que sería bueno mejorar en esa semana, por ejemplo:
* el amor; 
*la paz; 
*la tolerancia y 
*la fe.


Su significado es como sigue: 

Bendición de la corona y significado de ésta: Cristo es la Luz del Mundo, que viene a nosotros y nuestro corazón la anhela y la busca. 
La familia se reúne en torno a la Corona y se prende la primera vela. 





*Segundo Domingo de Adviento: 
La Esperanza por la cual confiamos en el Padre y en sus promesas, principal sentido del Adviento. Se encienden dos velas 















*Tercer Domingo de Adviento. 
La Purificación: Se encienden tres velas. 




















*Cuarto Domingo de Adviento. 
La alegría del nacimiento de Jesús: 
Se encienden las cuatro velas. 









Después de seguir todos estos pasos te auguramos un inolvidable domingo de Adviento y una Feliz Navidad que Dios te bendiga.

La sabiduría suprema es tener sueños grandes para no perderlos de vista mientras esto se persigue.