Entrada destacada (Nuevos Retos)

MI KOKEDAMA

REGALA VIDA REGALA KOKEDAMAS Kokedama en japonés significa bola de musgo es similar al  bonsái pero mucho más fácil de realizar, no se...

sábado, 12 de julio de 2014

CERÁMICA CHINA

Las cerámicas chinas han tenido una gran influencia en el desarrollo de las técnicas y estilos en Corea, Japón y Europa.
Los chinos inventaron la tecnología de la fabricación de la porcelana. La artesanía china,  bellos y artísticos, con múltiples formas tiene una larga historia, desde hace mucho tiempo muestran su encanto al mundo entero. La cerámica de la edad neolítica de la sociedad primitiva fue la más antigua expresión artesanal y conocida mundialmente por su elegancia y fineza.

 Figura de cerámica hallada en una tumba, Dinastía Han.
*Dinastía Han (206 a. C., 220 d. C.)
Durante la dinastía Han el estado se hizo más unificado y poderoso, anunciando un período de consolidación y expansión bajo una administración centralizada eficiente. 
En esta época se hizo tanta loza como barro cocido. 
Los llamados «incensarios de colina» y «jarros de colina» forman uno de los mayores grupos de piezas de barro cocido.
Algunos expertos consideran que las primeras porcelanas genuinas fueron fabricadas en la provincia de Zhejiang durante la dinastía Han Oriental.
Los expertos chinos ponen énfasis en la presencia de un número considerable de materias minerales de la porcelana (arcilla, piedra de porcelana o una combinación de ambos) como factor definitorio de la porcelana.
En esta época, el celadón (porcelana de color verde jade) y la porcelana blanca fueron los tipos más comunes. Ya por esta época, se habían desarrollado diferentes estilos según la región. El alfar de Yue, en la provincia de Zhejiang, ha gozado de buena reputación desde hace 2 mil años, con su producción de celadón delicado y resitente. 
El alfar De, por su parte, producía porcelana negra.

* Dinastías Sui y Tang (618-907)
La pintura y la caligrafía sobresalieron por su fuerza expresiva entre todas las demás artes de este período. Sin embargo, el elemento que habría que destacar, independientemente del medio utilizado, sería el sentido estético de una nueva sociedad que supo unir las diferentes influencias extranjeras a su propia tradición. Materiales como la cerámica, los metales, la laca, la seda o el cristal se utilizaron con una doble apreciación: utilidad y expresión estética. De entre todos ellos destaca la cerámica por su numerosa producción y sus avances técnicos.
Los objetos de porcelana comenzaron a ganar popularidad progresivamente, sustituyendo aquéllos hechos de oro, plata, jade u otros materiales.
En estas dinastías se desarrollaron innumerables técnicas y estilos novedosos.
Uno de los más famosos es la célebre porcelana de tres colores de la dinastía Tang, llamada así por los tres colores de esmalte empleados: amarillo brillante, verde y blanco aplicado a la pieza en bruto.
Se empleaban no sólo en cuencos, vasijas y jarrones, sino también en otras formas más exóticas, como camellos o figuras de viajeros, lo cual constituye un testimonio de la influencia cultural de la Ruta de la Seda durante esta época.
Además de los alfares ya citados, otro alfar, el de Xing, en Hebei, era muy apreciado por sus porcelanas “blancas como la nieve”.
El celadón también siguió gozando de gran popularidad, con su color verde azulado y sus formas sencillas y elegantes. Su producción continuó con las dinastías posteriores y este tipo de piezas eran enviadas a Egipto, el Sureste Asiático, Corea y Japón.

*Dinastía Song (960-1279)
La Dinastía Song se divide en dos periodos distintos: el Song del Norte y el Song del Sur.
La ciudad de Longquan, situada en la provincia costera de Zhejian, es renombrada por su cerámica celadón y la técnica de cocción tradicional que confiere a ésta su vidriado característico.
Este vidriado, que se compone de arcilla dorada violácea y de una mezcla de feldespato calcinado, caliza, cuarzo y cenizas vegetales, se prepara con procedimientos que suelen transmitirse de generación en generación por maestros artesanos o de padres a hijos. El vidriado se aplica a recipientes de cerámica de gres cocidos y luego se recuece con arreglo a un ciclo de seis operaciones de cocción y enfriamiento en los que la precisión de las temperaturas es primordial, ya que cualquier insuficiencia o exceso en la cocción impide obtener el efecto deseado.
A partir de la dinastía Song, la porcelana celadón de Longquan (porcelana de color verde jade) y la porcelana blanca fueron los tipos más comunes.
En la dinastía Song apareció toda una variedad de géneros, convirtiéndose la porcelana en una moda y en objeto de colección y de interés por `parte de mucha gente. 
Existieron cinco alfares representativos de esta época: Ru, Ding, Ge, Jun y los Alfares Imperiales.
Los Alfares Imperiales presentaban formas decorativas simples; el alfar Ru, en Hebei, añadía ágata en el esmalte, dando lugar a un color delicado y cremoso comparable al jade.
En la provincia de Henan se encontraban dos famosos alfares, Jun y Ding.
Desde el emperador Huizong, amante del arte, las porcelanas del alfar de Jun sólo se producían para la familia Imperial, y la gente del común no tenía derecho a adquirirlas por muy ricas que fuesen.


Las piezas eran realizadas por los artistas de forma separada, por lo que no había repetición de piezas, decoraciones ni colores, lo cual hacía cada porcelana aún más valiosa.


El alfar Ding se especializaba en porcelana blanca, con adornos en esmalte negro y púrpura. 

Este alfar también se caracterizaba por los grabados e impresiones de motivos florales sobre las piezas.

Por su parte, el alfar de Ge producía porcelanas con vetas y lágrimas formadas por el esmalte sobre la superficie, produciendo una cantidad de obras de arte mayor que los otros cuatro alfares.




*Dinastía Yuan (1279-1368)
El poblado Jingde de la provincia de Jiangxi fue denominado "capital de la porcelana", gracias al veloz desarrollo de su industria de porcelana.
Yuan vio nacer la producción de la porcelana azul y blanca. Este tipo de porcelana se caracterizaba por su cocción a altísimas temperaturas y la pureza de su arcilla de caolín. Para el azul, se empleaba el cobalto, que adquiría este color tras cocerse en el horno. Las piezas llevaban aún una capa de esmalte claro, añadida al esmalte azul y blanco.
Tras el colapso económico que supuso la caída de la dinastía Yuan, que afectó muy directamente a la producción de la porcelana (destrucción de hornos, paralización del comercio), el primer emperador Ming se marcó como una de las prioridades de su reinado la reorganización de la industria alfarera.

*Dinastía Ming (1368-1644)
La recuperación de esta tradición plenamente china, interrumpida por el reinado de los emperadores mogoles, estaba ligada al mundo del arte, y si en el terreno de las artes plásticas se inclinó por el academicismo, eligió el material más noble y delicado para iniciar un período marcado por las innovaciones decorativas, la vitalidad de las formas y una continuada renovación.
Estos principios básicos permanecieron durante el reinado de todos los emperadores de la dinastía Ming, ligando sus nombres a la eternidad.
La posterior dinastía Ming perfeccionó este tipo de porcelana bicolor, que pronto se convirtió en símbolo del virtuosismo de los alfareros chinos.
Jingdezhen, en la provincia de Jiangxi, fue el centro de una próspera industria de la porcelana, que no sólo producía para la Corte Imperial, sino también para la exportación a países como Turquía.

Los estilos y formas decorativas fueron cambiando con cada nuevo Emperador Ming que subía al trono, pero la calidad de las porcelanas producidas en este periodo es, sin duda, la mejor de todas las épocas.

*Dinastía Qing (1644-1911)
La especialización en el trabajo se impuso, existiendo operarios destinados exclusivamente a las pastas, los colores, la cocción, decoración, marcas..., llegando a constituir una verdadera ciudad-alfarera en Jingdezhen, en cierto sentido perdió la libertad que proporcionaron los emperadores mogoles a los alfareros.
Sus hornos no sólo fabricaron porcelana para la corte, sino que también lo hicieron para el mercado interior que cada día demandaba mayor número y variedad de piezas, debido a la ascensión de la burguesía mercantil y urbana. 
Al uso cotidiano (vajillas, juegos de té...), se añadieron valores decorativos como regalo para reconocer honores, premiar a los candidatos a los exámenes de la corte, así como para ofrendas de carácter religioso.
Durante la dinastía Qing, la porcelana se enriqueció con la innovación que supusieron las piezas de cinco colores.

Aplicando una serie de pigmentos antes del esmaltado, se recreaban flores, paisajes y figuras, un tipo de decoración que ganó para la porcelana china su renombre en Occidente.

La calidad de la porcelana china empezó a decaer a finales de la dinastía Qing, como consecuencia de la inestabilidad política y su influencia sobre las artes.

Casi todos los grandes museos de Europa cuentan con piezas de este periodo, ya sea de cinco colores o monocromáticas en azul, rojo, amarillo o rosado.

La producción de porcelana está revitalizándose paralelamente al reconocimiento cada vez mayor de la cultura china tanto dentro como fuera del país. 

Además de las modernas interpretaciones, muchos hornos alfareros de reciente creación se dedican a reproducir estilos más tradicionales.

Los jarrones «azul y blanco», que aparecen bajo la dinastía mongol de Yuan, se desarrollará plenamente en el marco de la dinastía Ming y de nuevo en el comienzo de la dinastía Qing, durante el reinado del emperador Kangxi. 

Bajo la dinastía Qing se desarrolla la porcelana de la «familia rosa» y la «familia verde», bien conocida en occidente.


Bajo la denominación del término general de cerámica se agrupan objetos que se diferencian sensiblemente unos de otros, en la composición de su base, terracota, gres, porcelana, por el exterior en que su forma puede estar cubierta por vidriado o esmalte, y en la forma como se llevó a cabo la cocción, temperatura, atmósfera de oxidación o reducción.

Fuente: http:es.wikipedia.org/thefrenchtangerine.com/ artehistoria.jcyl.es/brandongallery.com/invaluable.com






*Nuestro objetivo es Fomentar las relaciones entre personas desconocidas con fines productivos de amistad, obteniendo una reacción positiva de alegría y optimismo.